Recent Posts

lunes, 23 de junio de 2014

RePartidos: Pepsi 3 - Coca Cola 1 (2002)

Compartir & Comentar

La historia se inició durante el Mundial de Francia ´98 cuando, por la Primera Fase, Paraguay consiguió un heroico empate ante España condenando, básicamente, a la mejor generación de jugadores ibéricos hasta ese momento a volverse a casa antes de tiempo.

Si bien España había caído por 3 a 2 ante Nigeria en el primer partido, tanto jugadores como también aficionados y periodistas consideraron aquel empate contra los guaraníes como el verdadero motivo de eliminación de La Furia de aquella Copa.

Sucede que, con la subestimación como principal emoción, los españoles recién se desayunaron en ese encuentro de la garra paraguaya y de su leyenda del arco: José Luís Félix Chilavert González quien, prácticamente, les bajó la moral con el chamuyo a Raúl, Kiko, Morientes, Abelardo y compañía…

Tras tenerla cuatro años atroden, a los españoles les volvió a bajar la presión cuando, en el sorteo, Paraguay les cayó en la Segunda Jornada del Mundial de Japón - Corea 2002. Y ahí ¿Quién volvió a aparecer? Obviamente, José Luís Félix Chilavert con su chamuyo como fuego anticipado…

“A Casillas le voy a convertir dos goles de tiro libre”, “Quiero destacar la mediocridad de los jugadores españoles y decirle a Raúl que no me va a convertir”, “España no le ha ganado a nadie”, “No sé quien es Diego Tristán, el único Tristán que conozco es un humorista de la Argentina” fueron solo algunas de las gloriosas frases que El Chila tiró para amedrentar a los españoles, quienes se mostraban timoratos y reacios a contestar, tal el julepe que tenían

 Además, como muestra del respeto extremo, José Antonio Camacho, el técnico de aquella Selección española, insistía con un único mensaje: “No quiero faltas al borde del área”.

Finalmente y pese a arrancar perdiendo, España venció por 3 a 1 a los soldados de Chilavert, quien tuvo una más que floja actuación donde se lo notó muy fuera de estado físico. Los jugadores españoles, por fin, se sacaban de encima un karma que los persiguió durante cuatro años…
Subiéndose a la fiebre mundialista y aprovechando el triunfo sobre el rival más temido, Pepsi sacó en todos los medios españoles una publicidad gráfica donde aprovechaba la ocasión para gastar a Chilavert, a Paraguay y de paso pegarle un sopapo a la contra.

“¿Cuántos goles dijo el portero que nos iba a meter? // España 3 – Paraguay 1 // Pepsi refreco oficial de la Selección Española de fútbol // Coca – Cola refresco oficial de la Selección de Paraguay”. En la foto se veía a un arquero vencido y las tipografías de cada país correspondía a su respectiva empresa, como para dejar más clara la victoria (?). Sobre el final, cerraban con un gran chiste que hacía las delicias de grandes y chicos por aquella época: “Enhorabuena a nuestra Selección ¡A por el Mundial!”.
Más allá del intento de humorada que no causa gracia por pedorra y por tratarse de una multinacional de mierda gastando a otra multinacional de mierda con el fútbol como excusa, nos quedamos con el pos partido, donde el gran Chilavert fue a felicitar a sus vencedores y se puso a disposición de Casillas, quien tiene familia en Paraguay, además de dejarle algunos sabios consejos: “sigue como hasta ahora, eres un gran portero”, “Debes animarte a jugar más de libero y mejorar con los pies”, “Y nunca olvides que en este mundo del fútbol siempre llegan los malos momentos”.

¿Lo habrá comprobado Casillas?.


Tags:

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

7 comentarios:

  1. Chila, el tiempo te dio la razon (?).
    una poronga Paraguay ese 2002, llevaron basicamente a los mismos de Francia 98 sin darse cuenta que habian pasado los anios. lo de la propaganda es pedorro, pero vamos, acaso no hacen lo mismo todas las empresas nacionalistas de todos los paises en el Mundial? ahi tienen a Quilmes, el Ole que recreo el cantito del decime que se siente (!), entre otras...

    ResponderEliminar
  2. Mostro el paragüa, mostro total. Lástima que para el 2002 estaba más para portero de boliche que para el arco mandioca. De todos sus atributos (?) me queod con su lengua, sin dudas

    ResponderEliminar
  3. En 2002 el gran Chila ya era una bolsa de papas sin reflejos. Contra España salió a cazar mariposas y Morientes le cabeceó en el area chica, y ante Eslovenia se le coló un tirito entre las piernas (después Cuevas revirtió el resultado). No lo empalaron, en parte, por lo colosal que había sido años antes y porque Paraguay alcanzó octavos, donde perdió decorosamente con Alemania 1-0. Caso parecido al de Zubizarreta, otro grande que jugó un mundial "de más".

    ResponderEliminar
  4. Un fenomeno Chila!!!
    Estaba excedido, pero asi y todo las hacia todas, les sacaba presion a los compañeros y hasta hacia goles...
    la publi??? un anuncio de la de maurito??

    ResponderEliminar
  5. Esto me remite a la polémica de Pepsi con la Selección de Panamá. Espero informe en algún momento. Todo fue culpa del Bambino

    ResponderEliminar
  6. Chila no solo era un fenómeno, sino que también aportaba siempre al espectáculo tanto en la previa como durante el partido.

    “No sé quien es Diego Tristán, el único Tristán que conozco es un humorista de la Argentina” Frase de cra'

    ResponderEliminar

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com