Recent Posts

martes, 17 de junio de 2014

Día 6 – Chegando a casa

Compartir & Comentar


Amanecimos el lunes 16 en el lugar más lujoso que vamos a pisar en este viaje. El hotel Palmas Executivo de Camboriú nos tenía preparado un abanico (el de los Loco Mía) de actividades para poder arrancar el día con todo: gimnasio, sauna, pileta climatizada y desayuno. Claro que despertándonos después de las 9 de la mañana, lo único que pudimos disfrutar del café da manha.

 Los desayunos en Brasil, como ya nos habían contado, están hechos para aumentar 5 kilos en una semana. Ahora se explica el culo que echan las minas (?). Al café con leche que podemos desayunar cualquier día en nuestras casas, hay que agregarle harinas en todos los formatos posibles, fiambres, huevos, salchichas, jugos, dulces y, sobre todas las cosas, frutas. La orgía frutal por la mañana incluye papaya, mango, ananá, guayaba, caqui; y también las típicas que solemos comer en Argentina, como manzana, naranja, melón y sandía. Aunque si hablamos de fruta, tenemos que referirnos a la que tiran los relatores de acá.


Estar viajando de un lado a otro en estos días, nos obligó a seguir los partidos por las radios locales. Y es ahí cuando empezamos a extrañar a las emisoras argentinas, que son igual de malas, pero nuestras (?). 

Escuchar en el auto Suiza – Ecuador, transmitido por Band News puede parecer un mal plan, a priori. Pero si a eso le sumamos que a los 10 minutos el relator y el comentarista se cansan de nombrar a los 3 o 4 jugadores que se aprendieron y empiezan a hablar de cualquier otro tema, la cosa se puede tornar más insoportable aún. Digan que, cada tanto, el operador tiraba al aire un separador que decía “Levanta, Levanta, Ecuador”, para recordarnos que estábamos escuchando un partido de fútbol.

 El relator brasuca sólo nombraba a los alemanes. Bue, Portugal no jugó.

 De esa misma manera, en plena ruta, seguimos las alternativas de Alemania 4 – Portugal 0, y Nigeria 0 – Irán 0. Justo cuando el árbitro dio el pitazo final de ese embole, nosotros llegamos al lugar que elegimos para hacer base: Capão da Canoa, ubicado en Río Grande do Sul, a unos 170 kilómetros de Porto Alegre. Ahí nos recibió Leonardo, el dueño de la casa, periodista, fanático del Gremio y de la Baldosa. Pero baldosero en serio. Al extremo de preguntarnos de dónde derivaba el término “Betocarrancear”. Sólo hubo que contarle la carrera del Beto Carranza y entendió todo.

La banda de Almagro (?)

Y nos dimos cuenta que había entendido todo desde antes, porque ni bien nos bajamos de la van, nos dijo: ¿Hacemos un asado? Así que fuimos a comprar todo lo necesario para hacer nuestro primer asado en Brasil.

 
Hagamos un asado, tomemos caipi (?)

¿Qué decir de la carne? Los cortes son distintos y se preparan de una manera diferente (no usan parrilla), pero el resultado fue óptimo de todas maneras. Le hicimos probar fernet (no le gustó al putito) y nos regaló camisetas del Gremio, para que, después de tanto hotel, nos sintamos por primera vez en casa.
Tags: , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

17 comentarios:

  1. GAMBOA HACETE ORTEAR !!

    ResponderEliminar
  2. Que MALA LECHE son viejo, le dieron la de Racing (?)

    ResponderEliminar
  3. Bien putitos ! La gente de Porto Alegre es lo más amable de brasil el resto chamuyo (?)

    Lau

    ResponderEliminar
  4. Alta camiseta esa de la AKD !!! Suerte baldosa, los sigo desde Bs.As. y si necesitan refuerzos, avisen (solo para saber, eh)

    ResponderEliminar
  5. A la luz del Brasil 0 México 0 la mufa de la casaca de Racing empezó a hacer su magia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJ HIJO DE PUTA ME HICISTE CAGAR DE RISA

      Eliminar
  6. Ypioca? no ahorren en escabio, ratones

    ResponderEliminar
  7. No se para que mierda los hoteles tienen tanta verga si nadie en su sano juicio lo utiliza. Grosso el desayuno, ahí deben haber comido como para 4 días. Fotos de minas ni a palos, no?

    ResponderEliminar
  8. La mufa de esa camiseta no conoce límites. Desciende Gremio, fija.

    ResponderEliminar
  9. Lasangredelculodeponzio18 de junio de 2014, 4:24

    La verdad que coincido con il teacher, esta faltando mininas. Mucho olor a huevo seguro. Creo que como que nos estan "ocultando" varias cosas de este viaje che...

    ResponderEliminar
  10. Mal tipo, le regalaste la de Racing. A ese cristiano tan generoso le van a caer las siete plagas.

    ResponderEliminar
  11. Me imagino que si le entran a todas esas frutas a la mañana, más café con leche , más yogur, más harinas....hay que quedarse en la hotel por lo menos 5 horas más hasta que puedan despegarse del trono: son combinaciones letales!!!
    Y por Dios que no se rompan nunca los levantavidrios del auto porque son boleta todos: se me ocurre que el Botija debe ser bravo para ese tema.
    Por eso la Pantera Rosa está con esa mirada: no era el faso!

    ResponderEliminar
  12. Tortosa, hacete ortear con la poronga de Ron Jeremy.

    ResponderEliminar
  13. Terrible desayuno ahora se porque en Brasil no se almuerza!! Putitos para cuando una mina? Hay mas huevos que en un gallinero

    ResponderEliminar
  14. Che, minitas ni ahi no? Putos!

    ResponderEliminar
  15. El fernet está sobrevalorado.

    ResponderEliminar
  16. almagro y gremio!
    amistad sin fronteras!

    ResponderEliminar

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com