Recent Posts

jueves, 17 de abril de 2014

Mal Pase: Romário a Francia 1998

Compartir & Comentar


Provocador por naturaleza, autor de frases memorables como “Pelé callado es un poeta, cuando habla solo dice boludeces”, el Chapulín Romário se quedó afuera de Francia 1998 cuando ya tenía un pie y medio en el Mundial.

Tras su participación en Estados Unidos 1994, Mario Lobo Zagallo, el técnico de la selección brasileña, lo marginó del equipo entre 1995 y 1996 porque su intención era probar jugadores más jóvenes, pensando en los Juegos Olímpicos de Atlanta (Estados Unidos).

O Baixinho, ya con 31 años, regresó a la verdeamarelha en 1997, cuando conformó una dupla letal con un tal Ronaldo, diez años menor. Después de conquistar las Copas América y Confederaciones de ese mismo año, todo el país esperaba que Ro-Ro fuera la delantera titular de la Canarinha en Francia.

Un estiramiento en la pantorilla derecha pocas semanas antes del inicio del campeonato encendió la luz de alarma. Si bien el Chapulín juraba que estaría en condiciones de volver a las canchas durante la segunda fase del Mundial –de hecho lo hizo, en un amistoso ante Internacional en el que marcó un gol con la camiseta de su club, Flamengo-, Zagallo –que no tenía mucha onda con el atacante- decidió marginarlo y convocar en su lugar al mediocampista Emerson, del Bayer Leverkusen alemán.



"Mi historia con la selección no acaba aquí. Sé que volveré a jugar en ella", afirmó casi entre lágrimas el goleador en una conferencia de prensa en Lesigny, localidad francesa donde Brasil ultimaba detalles para el Mundial. "Sé que hay mucha gente triste por esta situación, pero también sé quién se ha alegrado al conocer que yo no voy a estar en el Mundial. Esto quizás me sirva para aprender a valorar otras cosas", disparó apuntándole todas las balas a Zico, el coordinador de las selecciones brasileñas, y viejo enemigo personal, quien le había aconsejado a Zagallo que lo excluyera del plantel.


Algunos meses después, Romário dejaría bien en claro su rencor contra Zagallo y Zico. En la puerta de los baños de su flamante bar en Río de Janeiro, Café do Gol, O Baixinho montó un dibujo que ridiculizaba a la dupla. En la caricatura, el entrenador estaba sentado en el trono (?) y pegadito a él aparecía el histórico 10 de Flamengo, papel en mano.

Cuatro años más tarde, ya con Luiz Felipe Scolari como DT de la verdeamarelha, el hombre de los 1000 goles volvió a quedarse afuera de la Copa del Mundo, aunque esa ya es otra historia.
Tags: , , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com