Recent Posts

martes, 29 de octubre de 2013

Tres selecciones y ningún mundial: Ladislao Kubala

Compartir & Comentar
Enorme jugador húngaro, checo, español, nacido en Budapest, hijo de padre checoslovaco y jugador de tres selecciones, como Brailovsky pero con partidos oficiales en su currículum, chupala moishe.
El tipo debutó en el Ferencvaros de Hungría a los 18 años pero como no le pintaba ni medio hacer el servicio militar, en 1946 se fue a Bratislava, a jugar en el Slovan de esa ciudad. Ni lerdo ni perezoso(?) se empezó a mover a la hermana del DT de la selección checa, así que del altar a la primera convocatoria hubo tres puñados de arroz.
Menos de 20 años tenía cuando debutó con Checoslovaquia
Con el seleccionado checoslovaco jugó seis partidos entre 1946 y 1947, anotandole dos goles a Polonia (vctoria 6-3) y dos goles a Rumania (victoria 6-2). Cuando todo indicaba que nacía el sucesor de Antonin Puc, Kubala volvió a sorprender: se rajó de Checoslovaquia para escapar del servicio militar. Un grande.
Volvió entre sombras a Hungría, a jugar en el Vasas y en 1948 jugó tres partidos con la selección húngara, donde no pudo convertir ningún gol pero se sacó las ganas de formar parte del equipo que maravillaría al mundo durante la década del 50.
Magyar por 3 partidos
En 1949 Hungría quedó bajo dominio soviético y Kubala se las tomó para un campo de refugiados que había en Austria. Ahí estuvo un tiempo hasta que firmó con el Pro Patria de Italia pero en 1950 la Federación Húngara de Fútbol lo acusó de incumplimento de contrato con su club y de paso le endilgaron no haberse presentado al servicio militar. Así que de casualidad no lo vimos con la Azzurra.
Fue sancionado por un año y al mejor estilo JR Carrasco y su Dream Team de jugadores libres, creó junto a su cuñado Ferdinand Daucik (el mismo que dirigió la selección checa) el equipo no oficial de HUNGARIA. Ahí jugaban todos los futbolistas refugiados que escapaban del régimen comunista y salían de gira por todo el mundo -onda los globetrotters de la cortina de hierro- hasta que un día cayó por España donde parece que la rompió (para variar) y los dirigentes del Barcelona lo ficharon un 15 de junio de 1950. Como estaba sancionado no pudo mas que jugar amistosos hasta enero de 1951 donde debutó en La Liga y empezó a transofrmarse en la leyenda culé que es hoy en día.
Como no podía ser de otra manera, fue convocado para la selección española, donde jugó diecinueve partidos y convirtió once goles entre 1953 y 1961.
El mas recordado de esos partidos fue uno que no jugó(?), en la eliminatoria contra Turquía para definir el pase al Mundial de Suiza 1954. España había ganado 4 a 1 en la península pero sorpresivamente habían caído 1-0 en Estambul. Como en esa época no se definía por diferencia de gol, se programó un tercer partido en terreno neutral pero los turcos sabían que contra Kubala no tenían chance, entonces mandaron un telegrama firmado por la FIFA diciendo que el bueno de Ladislao no podía jugar.

Los españoles entraron como unos caballos y dejaron a su estrella afuera del partido decisivo, empataron 2 a 2 y perdieron su lugar en el mundial por sorteo. Ya con el mundial en marcha se supo que el famoso telegrama fue una avivada de los turcos y los españoles se querían matar.
Con España no pudo clasificar al Mundial de Suecia 1958 y cuando tenía todo pronto para jugar en Chile cuatro años después, se lesionó y quedó sin chances de jugar ni siquiera un minuto, al igual que Alfredo Di Stéfano. Esa fue su última oportunidad mundialista, así uno de los 50 mejores jugadores del siglo XX según la FIFA quedaba con la espina de no jugar la competencia que vio brillar al Mago Garré, Eduardo Acevedo, Viola, entre otros jugadores que le tocaron el culo al orden universal una vez en su vida.
Con Catalunya XI
Como si fuera poca cosa vestir la casaca de tres selecciones nacionales, el Ladislao también se dio el lujo de jugar algunos partidos y de marcar cuatro goles con la Selección de Catalunya

Bonus Track:
Resulta que el presidente del FC Barcelona de esa época (Josep Samitier ) era bastante alcahuete amigo del hijo de mil putas de Franco, entonces le pidió que mediara entre las partes interesadas para que el fichaje del húngaro se hiciera en tiempo y forma. Con el éxito consumado y con Kubala rompiéndola toda en el Barça, era hora de devolverle el favor al Generalísimo, así que el crack anticomunista fue el protagonista del siguiente film propagandístico:
El argumento básicamente es: huyamos de Europa Oriental y del monstruo del comunismo hacia la maravillosa democracia capitalista de occidente o la España de Franco. Además de Ladislao, actúa toda su familia, incluyendo a su hijo Branco, que hizo una carrera futbolístico-baldosera que dejaría en ridículo al mismísimo Emiliano.


Tags: , , , , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

2 comentarios:

  1. Leyendo el afiche de la película en la que participó Ladislao Kubala puede leerse que uno de los actores se llama José Guardiola.

    ResponderEliminar
  2. Y en el año 1995 fue, por un tiempo, el DT de la seleccion Paraguaya.

    ResponderEliminar

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com