Recent Posts

miércoles, 16 de octubre de 2013

Re Partidos: Uruguay 1 - Peñarol 1 1986

Compartir & Comentar
En 1986 la selección uruguaya afinaba su preparación de cara al mundial de México, competencia que significaba su vuelta al ruedo luego de sus ausencias en Argentina 78 y España 82.
Si bien era el vigente campeón de América, la clasificación había sido agónica. Eso sumado al poco carisma del hijo de puta de su DT, Omar Bienvenido Borrás, a lo triste que había sido la gira previa contra equipos falopa del continente y a los quilombos de siempre hacía que la relación con el público no fuera la ideal.
Para revertir esto, a los cráneos de la AUF decidieron organizar una despedida a todo trapo: caído el partido con Rumania, la selección uruguaya enfrentaría a Peñarol y a Nacional el mismo día.
El clásico del Torneo Competencia determinó que Peñarol, el vencedor, jugara contra los titulares (Uruguay A) y que Nacional hiciera la preliminar contra los suplentes celestes (Uruguay B).
El primer partido de la jornada terminó con victoria 2 a 0 para Uruguay con goles de Ruben Paz y Venancio Ramos. Ya se palpaba un clima bastante bizarro en el Estadio Centenario: la hinchada de Nacional alentaba mas a su equipo que a la selección, mientras que la de Peñarol no le daba mucha bola al partido.
Venancio definiendo ante la salida del arquero tricolor, el popular Mario Alles.
Dijo Andrés Reyes:
Uruguay B le ganó 2 a 0 a Nacional (me acuerdo de un gol de Nacional que grité como loco, pero en el que la pelota entró por un agujero). Uruguay A y Peñarol empataron, creo que 1 a 1. Lo que dejó ese partido fue la lesión de Rodolfo Rodríguez, que creo que chocó contra el Charly Batista.
No tengo recuerdo de que se hayan agarrado a piñas las hinchadas. El primer clásico con separación se jugó el 6 de enero del 87 (final del 86), pero en el medio hubo otros clásicos.
Que década maravillosa: no solo teníamos el álbum alternativo, también teníamos los emoticones que puntuaban el partido
Cuando arrancó el partido de fondo, la barra de Peñarol alentaba a su equipo como si fuera la final de la Libertadores, la idea de la AUF no había salido del todo bien(?).
El epígrafe de la foto es de una ñoñez hermosa
Vale la pena repasar algunas de las frases del extinto periodista Desgarro Anal Juan Gallardo sobre la hinchada de Peñarol:
"...cuando no cometen atropellos, utilizan animales indefensos(!) para sus salvajismos o se hacen sentir con sus cantos totalmente obscenos, cargados de groserías".
"Ante la mínima desubicación, aunque no medie la agresión, deben ser retirados y llegado el caso, conducidos a la seccional en calidad de detenidos"
A casi 30 años de enunciadas, esas palabras nos pueden parecer boludas, ingenuas y antipibe(?) pero para que se den una idea, hasta 1986 en los clásicos entre Peñarol y Nacional no había separación de hinchadas.
Creo que hablo por todo el Río de la Plata cuando digo que el neoliberalismo de la década del 90 no solo nos hundió económicamente sino que nos partió al medio culturalmente, con las consecuencias nefastas que vemos todos los días. La cultura del aguante es apenas el detalle futbolero de esa miseria cultural a la que fuimos sometidos como sociedad.

Luego de la digresión, volvemos a nuestro trabajo(?) que es contarles esa despedida de Uruguay rumbo al Mundial de México 86. Que trabajo de mierda.
La selección dio asco como en toda la eliminatoria y como en casi todo el mundial (salvo el partido con Alemania). Ese combinado fue un montón de buenos jugadores dirigidos por un monito con walkie talkie y tirados en la cancha a aguantar el cero y pegar patadas. Un desperdicio de Francescoli, Alzamendi, Venancio, Jorge Da Silva, Ruben Paz, Zalazar, Aguilera...la puta que te parió, Borrás.
En el primer tiempo un error de Diogo propició el gol de Diego Aguirre que ponía en ventaja a los carboneros pero en el complemento los celestes (de blanco ese día) se fueron con todo arriba del arco de Eduardo Pereira para salvar el honor aunque sea y en el enésimo centro a la olla, la peina Diogo y la pelota le quedó al Polilla Da silva y decretó el empate definitivo a veinte minutos del final del partido. Se cambiaron puteadas por silencio, algo es algo habrá pensado el DT.
Se va Rodolfo para el vestuario después de la lesión provocada por un compañero. Ahí se terminaba el mundial.
De este partido se pueden destacar un par de cosas: 
  • Que uno siempre va a hinchar por su equipo antes que por la selección.
  • Que está bien putear al DT si es un pelado sorete como Borrás.
  • Que está bien putear al arquero titular de la selección si el suplente es de tu equipo y además se llama Fernando Harry.
  • Que el Harry era alta piedra porque cada vez que se iba de Peñarol, el club ganaba algo importante.
  • Que en esa época se rumoreaba que el Charly lo había lesionado adrede a Rodolfo por ese duelo eterno entre Peñarol y Nacional.
Arriba, la Fiera Aguirre pone el 1-0 para Peñarol. Abajo, empata Da Silva en una jugada preparada(?)
El gol del Polilla desde otro ángulo
Cerramos este recuerdo del comienzo de la época mas nefasta del fútbol uruguayo con lo mejor que dejó esa década en el rubro periodismo deportivo: los emoticones futboleros.
Bill Gates no inventaste nada, logi.
Pensar que enviar esa carita por chat, hoy puede significar un divorcio

Próximas entregas: La previa del seiauno con Dinamarca, El limonazo de Venancio
Tags: , , , , , , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

1 comentarios:

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com