Recent Posts

martes, 22 de octubre de 2013

Deformaciones: La Bolivia del Bambino Veira

Compartir & Comentar


Después de haber finalizado en el penúltimo lugar de las Eliminatorias para Francia 1998, los dirigentes de la Federación Boliviana de Fútbol tomaron la decisión de encarar un proyecto a largo plazo que depositara a la Selección en el Mundial de 2002. Para tal fin, necesitaban un director técnico responsable, serio, respetable, formal, sobrio...y eligieron al Bambino Veira (?). Aquí la historia.

 

La llegada de Héctor Veira a Bolivia se dio a fines de 1998. Ese mismo año se había ido de Boca Juniors, dejando los cimientos de lo que luego sería el exitoso equipo de Carlos Bianchi. Sin embargo, por aquel entonces no se lo valoraba al Bambino. Todavía no era un chiste de sí mismo, pero en los programas humorísticos y hasta en la calle se lo parodiaba hasta el hartazgo, con algunas de sus frases típicas, como "la base está" o "Esto no es un cabaret"

Una selección como la boliviana, sin la presión ni la exigencia diaria de un club, parecía ser un lugar ideal para el entrenador argentino, que enseguida despertó la curiosidad de los medios locales, porque después de cada entrenamiento se quedaba tomando sol en la pileta del hotel. No lo dejaban vivir (?). 

 

El debut del Bamba se produjo en un amistoso con Estados Unidos, ante unas 35 mil personas que colmaron el estadio Ramón Tahuichi Aguilera de Santa Cruz de la Sierra. Con muchos jugadores jóvenes, el team sudamericano estuvo cerca de caer y apenas si pudo rescatar un 0 a 0 ante los yanquis. Un comienzo pobre. 

Todo lo que vino después no fue mucho mejor. Bolivia llegó a la Copa América en Paraguay 1999 con intenciones de ser protagonista. Contaba con jugadores como el arquero José Fernández; los defensores Marco Sandy, Gustavo Quinteros y Óscar Sánchez; los volantes Luis Cristaldo, Fernando Ochoaizpur, Erwin Sánchez y Marco Antonio Etcheverry; más los delanteros Limberg Gutiérrez, Milton Coímbra, Jaime Moreno y Víctor Hugo Antelo. Plantel tenía, pero los resultados no aparecieron. 

Igualó 0 a 0 con el dueño de casa en el primer partido, pero luego sufrió una derrota con Perú y una igualdad ¡ante Japón!, que dejaron al equipo verde eliminado. La prensa no tardó en culpar al DT por la escasa preparación y rápidamente se instaló el tema de su sueldo exagerado: 30 mil dólares. Eso terminó de escandalizar a la gente, que a partir de ese momento comenzó a mirar de costado a Veira. El final se acercaba. 

La falta de gol de aquel conjunto boliviano también quedó en evidencia en la Copa de las Confederaciones de 1999, a la cual había llegado por haber sido finalista de la Copa América de 1997. En aquella competencia, llevada a cabo en México, los dirigidos por Veira arrancaron bastante bien, igualando 2 a 2 ante Egipto, pero después empataron 0 a 0 con Arabia Saudita y perdieron 1 a 0 con El Tri. Otra vuelta a casa antes de tiempo, otra frustración. La historia de Bolivia, bah (?). 

 

En enero de 2000, Veira llevaba 14 meses en el cargo y su situación ya era bastante incómoda. Un día le aplicaron una multa de 85 mil dólares por trabajar sin el carnet laboral para los extranjeros, entonces entendió que ya era momento de enderezar la nave y partir. 

Entre la selección mayor y la Sub 23, Héctor Rodolfo Veira dejó el saldo de 23 partidos dirigidos y apenas 2 victorias. ¡Una beshheeeeza, nene!
Tags: , , , , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com