Recent Posts

viernes, 2 de noviembre de 2012

Salvador, Bahía: Primera aproximación. I

Compartir & Comentar
Luna de miel en Hawaii cantaban Las Pelotas, luna de miel en Salvador recitamos los baldoseros. El azar, el matrimonio, un regalo, un ómnibus y un par de aviones me llevaron desde Colonia del Sacramento a la ciudad de Salvador en el estado de Bahía, futura sede del mundial Brasil 2014.
Destinos y escalas. Cuatro mil kilómetros.
CAPITULO 1
El primer día anduvimos dando una vuelta por la playa de Porto da Barra, ahí por 10 reales tenés: sombrilla, 2 sillas, 1 coco y 1 cerveza de medio litro para empezar la mañana. Preguntá por "Gelado" que es el petiso que tiene la barraca mas under de la playa y dedicate a contemplar tetas el paisaje de la playa mas céntrica de Salvador. No es la mas linda ni en pedo, creo que es la mas fea(?); es como una Bristol o una Playa del Centro de Piriápolis pero bien hecha, sin peronistas(?), ni gente quejándose, ni carpas de puto como esas que hay en las playas marplatenses, ni lobos marinos gigantes, ni aguavivas, ni agua marrón.

Así va a pagar el viaje @smokeseller si no publica su biografía


De fondo la isla de Itaparica, a 25km de Salvador.

A la vuelta(?) está el puerto

¿Cuántos le creerían que alguna vez jugó al fútbol?
Un chaparrón al mediodía más un poco de hambre nos hizo tomar un ómnibus (colectivo para los porteños amigos que están leyendo) hacia Campo Grande, un sector nada turístico que está al norte de la Barra, al final del Corredor da Vitoria (el barrio y la calle mas turística de Salvador, respectivamente). Que no sea turístico no quita que tenga sus atractivos, es donde está ubicado el Teatro Castro Alves (TCA) y donde uno puede empezar a sospechar cómo se vive realmente la ciudad. De casualidad encontramos el Bar do Tirson (del que había leido algo acá: Brasil Playas) y nos sentamos a esperar que pare la lluvia a pesar de que ya habíamos comprado un paraguas en la parada de ómnibus y de paso comer algo regadito con una cerveza.
El Bar Do Tirson es un boliche de barrio, ubicado en Campo Grande, a media cuadra de la plaza gigante que enfrenta al Teatro y por suerte la presencia de turistas es nula. Aquí tienen la ubicación:
El mapa y la señalización también son de Brasil Playas
Si nunca clickearon en el link que puse mas arriba se preguntaran ¿Quién es Tirson? Ahora es un gordo que te atiende detrás de una barra, antes era un jugador del Esporte Clube Bahía como lo atestiguan las decenas de fotos que adornan el lugar. La mejor de todas: una en la que se lo llevan en camilla con gesto de dolor. Crack y lajotero.
El boliche no es nada del otro mundo, es bien de barrio y si son medio mantequita por ahí los espanta, lo que sería un gran error porque la comida es buenísima y los precios son baratos. Además la programación obligada a toda hora es Sport TV y si vas a la barra a pedir una cerveza tenés que hacer algún comentario futbolero con Tirson o con alguno de los 3 o 4 parroquianos que estén insultando al periodista de turno.
Yendo a lo estrictamente gastronómico, un buen resumen sería este:
El plato del día (Pollo con verduras salteadas + arroz + porotos + fariña) con una cerveza de 600cc me salió 13 reales, unos 6,50 dólares y probablemente puedan comer dos personas. Eso es una de las cosas maravillosas de la ciudad (y seguramente de Brasil): todos los platos son para que los coman 2 personas aunque en el Cardápio figuren para una.
Un cuello para En Una Baldosa(?)

De fondo, una tele con un programa de fóbal.
Recomendado 100% para todo futbolero que se precie de serlo, hay que anotarlo como una excelente alternativa en caso de que nos toque visitar la ciudad de Olodum en época mundialista.

Para cerrar la primer entrada, les dejo el mapa y el recorrido hecho en el relato, con salida desde el hotel. El hotel elegido en una promoción de Booking.com fue un acierto mas grande que el de Bilardo con Goycochea. Mar Hotel, ubicado en el bohemio barrio de Río Vermelho y del que ya hablaré, además de un precio promocional de 165 reales por noche (habitación suite, con vista al mar) que son unos 80 dólares, tenía piscina y desayuno buffet hasta reventar en la mañana y merienda buffet (con una sopa de verduras 10 puntos) hasta reventar en la tarde.


En resumen: 80 dólares una habitación para dos personas (había mas baratas sin vista al mar pero estaba de luna de miel, comprendan mi situación, se los pido por las nenas), con vista al mar, en el corazón de un barrio clásico pero no tan turístico de la cuidad, con dos comidas potentes incluídas, con transporte público a todo Salvador, a toda hora, a menos de una cuadra ¿se puede pedir algo más?

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com