Recent Posts

lunes, 31 de octubre de 2011

Brasil, fútbol y música Vol. 2

Compartir & Comentar

“Llegué a tocarla y creí que la había desviado al tiro de esquina, pero escuché el silencio del estadio y me tuve que armar de valor para mirar hacia atrás. Cuando me di cuenta de que la pelota estaba dentro del arco, un frío paralizante recorrió todo mi cuerpo y sentí de inmediato la mirada de todo el estadio sobre mí.”
Así relató Barbosa su primera muerte. La segunda fue en el año 2000 cuando ya vivía de prestado en la casa de su cuñada, sin un peso y odiado por mas o menos 100 millones de tipos.


Empezó su carrera como puntero izquierdo pero al poco tiempo ya volaba de palo a palo en el Clube Atlético Ypiranga. Sus actuaciones lo llevaron al Vasco da Gama y luego a la selección brasilera, teniendo el honor de ser el primer arquero negro del scratch. Moacyr Barbosa, llegó al Mundial de 1950 como una de las figuras del equipo brasileño que se llevaría el título. Era el estandarte de los torcedores cariocas y sin dudas el mejor arquero que tuvo Brasil en un mundial hasta la llegada del hijodeputa de Leao en la década del 70 (algunos dicen que fue el mejor arquero brasilero de todos los tiempos).

Barbosa agarrando una pelota(?)
Pero el 16 de julio de ese año le cambió la vida. Porque si bien el Maracanazo fue un golpe durísimo para los brasileros, mas duro fue para Barbosa:
"En Brasil la pena que la ley establece por matar a alguien es de 30 años. Están por cumplirse 50 de aquella final y yo sigo encarcelado: la gente todavía dice que soy el culpable"
Eso decía poco antes de morir; el hombre estuvo condenado desde esa final hasta el último día de su vida por un pueblo que no admitía otro culpable y que jamás recordó que 1 mes antes habían perdido con los mismos uruguayos que silenciaron Maracaná. Sólo los hinchas del Vasco lo bancaron a muerte, sorprendiendo incluso al propio arquero que no tuvo revancha en Suiza 54 debido a una fractura de tibia y peroné sufrida un año antes.
En las eliminatorias para la fase final del Mundial de EEUU 1994, Barbosa que era intendente del Estadio Maracaná (en una remodelación le regalaron los arcos(!) y los prendió fuego en un asado con amigos), quiso saludar a los jugadores que estaban tratando de lograr la clasificación pero el forro de Zagallo, acusándolo de piedra, lo mandó echar y que no volviera a pasar por donde estaba el plantel.
La mirada lo describe
Igualmente eso no fue lo mas cruel que le tocó sufrir: por ejemplo un tipo le echó en cara el gol de Gigghia durante todos los días por mucho mas de un año. Les dejo para el final una anécdota pinta mas o menos como tuvo que vivir este hombre sus últimos(?) 50 años:
"Una tarde de los años 80 en un mercado. Me llamó la atención una señora que me señalaba con el dedo, mientras la decía en voz alta a su chiquito: Mirá, hijo... Ese es el hombre que hizo llorar a todo Brasil".
A continuación, un milongón que justifica el título de la sección. Disfrutad.

Letra y música: Tabaré Cardozo

BARBOSA
La noche está de luto,
la fiesta terminó,
el mundo no comprende qué pasó con el campeón

La calle está desierta,
el sueño se perdió,
el llanto de un borracho es un montón de maldición.

Cuida los palos, Barbosa,
del arco del Brasil
La condena de Maracaná
se paga hasta morir
Quema los palos, Barbosa,
del arco del Brasil
La condena de Maracaná
se paga hasta morir

Un viejo vaga solo,
la gente sin piedad
señala su fantasma sin edad
por la ciudad.

Su sombra corta el pasto en el Maracaná,
repasa la jugada en soledad mil veces más...
Tags: , , , ,

Publicado por

Seguinos también en Twitter: @enunabaldosa.

2 comentarios:

  1. Para los amantes de esta historia, les recomiendo leer "Barbosa, um gol faz 50 anos" de Roberto Muylaert. Una joya. En el capítulo "Uma visao antropofágica" el mismo Barbosa desahoga su verdad en 27 páginas sin un solo punto y seguida. De una, sin parar.
    Perlita I: Fue el último partido de Brasil con camiseta blanca de puños azules
    Perlita II: Fue la última vez que el relator Ari Barroso transmitió un partido. Después del gol de Ghiggia, largó el fútbol y compuso el himno popular aquarela do Brasil.


    @dedios10

    ResponderEliminar
  2. una traducción medio pelo pero un libro bastante ágil de leer: Futbolsitas profesionales y Políticos Aficionados

    http://es.scribd.com/doc/35260715/06-FUTBOLISTAS-PROFESIONALES-Y-POLITICOS-AFICIONADOS

    La historia politica de Brasil al compás del fóbal.

    ResponderEliminar

 
Copyright © Mundial Baldosero | Diseño: Templateism.com